Washington, D.C. – Esta mañana, la demócrata Val Demings, que busca una promoción al Senado, se negó a responder una pregunta sobre si apoya el embargo a Cuba. Es una pregunta simple que cualquier candidato en el estado de la Florida debe ser capaz de responder. Incluso la congresista demócrata y ex presidenta del DNC, Debbie Wasserman Schultz, declaró que se opone al levantamiento del embargo. Más tarde, un portavoz de Demings tuvo que dar una declaración sobre su posición.

Todos sabemos por qué Demings está esquivando las preguntas difíciles sobre Cuba. Ella le tiene miedo a los demócratas radicales de su partido que están más interesados en defender al régimen cubano y culpar a Estados Unidos por la crisis en Cuba. Demings se ha negado a condenar a Black Lives Matter y a los radicales de su partido, como AOC, que atacan a su oponente favorito: los Estados Unidos.

Otros demócratas de la Florida no han sido tan tímidos.

Declaración del secretario de prensa hispana del NRSC Juan Arias: “Val Demings le tiene miedo a los radicales de su propio partido que defienden el régimen cubano y culpan a Estados Unidos por la difícil situación en Cuba. Ella se ha negado a criticarlos por sus declaraciones radicales sobre Cuba y ni siquiera dio su posición esta mañana sobre el embargo a Cuba. Un portavoz tuvo que limpiar su desorden horas después. Parece que el 2022 va a ser un año largo para la candidata elegida por Nancy Pelosi y Chuck Schumer.”

###

Make America Stronger

Help us take back the Senate

By providing your phone number, you are joining a recurring text messaging program for the NRSC

/// Donate