Washington, D.C. – La Administración del presidente Biden finalmente está admitiendo lo que la mayoría de los estadounidenses ya saben: la inflación está aquí para quedarse. Ayer, el secretario de Transporte del presidente Biden, Pete Buttigieg, dijo que los problemas que están causando la inflación continuarán en el próximo año. Pero su explicación de por qué los precios siguen subiendo no es la correcta. 

Buttigieg dijo que los precios están subiendo porque los salarios han subido y los estadounidenses están gastando demasiado dinero. La verdad es que los salarios de los estadounidenses no se mantienen al día con el rápido aumento de la inflación causada por los gastos imprudentes de los demócratas. Bajo el liderazgo fallido de Joe Biden, los estadounidenses están pagando más por la gasolina, la comida y muchos otros productos importantes de consumo diario. 

El gasto imprudente de la Administración  de Joe Biden y los demócratas del Senado está causando problemas en la clase media y las familias trabajadoras. En lugar de corregir la verdadera causa del aumento del costo de vida, la Administración del presidente Biden está lastimando a los trabajadores estadounidenses cada vez más y  están culpando a otros por sus propios fracasos.

¿Por qué será que los senadores como Mark Kelly, Raphael Warnock, Maggie Hassan, Catherine Cortez Masto y Michael Bennet no admitirán que la imprudente ola de gastos que ellos apoyan está subiendo el costo de vida de los estadounidenses? ¿O será que ellos realmente creen que los hábitos de gasto de los estadounidenses son el problema?

###

Make America Stronger

Help us take back the Senate

By providing your phone number, you are joining a recurring text messaging program for the NRSC

/// Donate